Compliance officer

Compliance officer

Qué es el compliance 

Es el programa o modelo de gestión cuyo objetivo y finalidad es la prevención de incumplimientos regulatorios y detección y protocolo de actuación ante los mismos. Es un programa que incorpora medios, modos, formas, prácticas, normas y procedimientos para reducir los riesgos legales de cualquier compañía. El Compliance Officer es el responsable de estas tareas. 

Quién es el Compliance officer

Se trata de un organismo dentro de la empresa, con autonomía de los órganos directivos de administración en lo referente a las materias de cumplimento normativa y riesgos legales. 

Competencias

Al tratarse de un órgano dentro de la empresa que goza de autonomía  ello constituye un soporte de vital importancia en el acompañamiento de las decisiones estratégicas de la compañía, asesorando a sus administradores y directivos en la legalidad de estas decisiones y como instrumentarlas para su encaje legal y minimización del riesgo reputacional.

Principales funciones

  • Se ocupa del análisis del organigrama de la empresa, sus distintas tareas, actividades relaciones inter e intradepartamentales, verificando los aspectos legales de todas y cada una de ellas. 
    • Verifica las medidas de seguridad en protección información y datos.
    • Estudia los comportamientos de los organismos y departamentos y cómo estos pueden suponer incurrir en riesgo legales o conductas que supongan brechas de seguridad.
    • Análisis de dispositivos informáticos, cadenas de permisos y protocolos de seguridad frente a ataques y protección en materia de ciberseguridad 
  • Con dichos análisis se realizan los informes del estado del compliance dentro de la compañía y se elabora el programa personalizado estableciendo buenas prácticas, prácticas a evitar, formación en aspectos legales que afectan a cada departamento para evitar responsabilidades.
  • Se lleva a cabo la implementación de las medidas propuestas en la estructura de la compañía.
  • Se hace un seguimiento vigilancia y control de la eficacia de los mecanismos incorporados, sustituyendo aquellos de escaso resultado por otros más provechosos.
  • Perseguir aquellas conductas que vulneren Códigos de conducta y vulneraciones normativas.
  • Colaboración con las autoridades y reguladores en todas aquellas inspecciones e investigaciones que se puedan estar llevando a cabo.

¿Me interesa contratar un compliance officer?

Decididamente sí. Esta figura ha cobrado gran trascendencia desde la modificación del Código Penal en la que se ha tipificado la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Esa responsabilidad penal puede ser evitada si se demuestra que la empresa adoptó el programa de medidas oportuno y eficaz para evitar la comisión de delitos y este programa es la principal misión del compliance officer. 

Contratar los servicios de un compliance officer no es obligatorio por Ley pero sin duda es algo necesario para las personas jurídicas ya que su labor no solo evitará o minimizará el peso del ordenamiento jurídico penal si no que aportará valor a la empresa ya que desde el exterior, desde la óptica del cliente, su imagen de marca se verá notablemente reforzada como una entidad comprometida con el cumplimiento de las normas y la persecución de conductas inadecuadas.

Dado el marcado carácter regulado que se está estableciendo en algunos sectores, la necesidad del experto legal en materia de cumplimiento normativo es algo que puede descuidarse, especialmente cuanto más grande sea la empresa.